Utilizamos las cookies para asegurar que su experiencia en nuestra Web sea lo más agradable posible. – Por el hecho de usar usted esta Web está aceptando nuestra Política de Cookies.

Costes de envío gratuitos a partir de 250,00 €

Sobre nosotros

Detección precoz del cáncer de mama: Más vale prevenir que curar

3B Scientific GmbH

Todos los días mueren demasiadas mujeres, y también hombres, como consecuencia del cáncer de mama. Con 1 de cada 8 mujeres diagnosticadas de cáncer de mama en algún momento de su vida, casi todos conocemos a alguien afectado por la enfermedad. Sigamos trabajando juntos y educando sobre la importancia del diagnóstico precoz para las posibilidades de supervivencia. Las investigaciones de la Sociedad Americana del Cáncer han calculado que la tasa de supervivencia a 5 años es del 99 % si el cáncer de mama 1. se detecta a tiempo y 2. está todavía en una fase localizada.

Qué es la detección precoz

La detección precoz consiste en encontrar y diagnosticar una enfermedad incluso antes de empezar a observar los primeros síntomas. Sin embargo, algunos síntomas del cáncer de mama pueden detectarse de forma precoz e indican la necesidad de buscar activamente un examen médico. En general, cualquier anomalía observada en su cuerpo debe ser examinada más a fondo por un profesional sanitario con formación médica.

¿Cómo se detecta el cáncer de mama?
 
  • Autoexamen de las mamas. Hay muchos recursos disponibles para mostrarle cómo autoexaminarse las mamas. Esta sencilla revisión mensual que usted misma realiza puede ayudar a detectar el cáncer antes. Si detecta algún cambio o bulto en la mama o un cambio en el tacto, el aspecto o incluso una posible secreción de los pezones durante este examen, póngase en contacto con su médico inmediatamente.

Autoexamen de las mamas
  • Exámenes clínicos de las mamas: Cuando acuda a su médico de familia o ginecólogo para su examen anual, le realizarán un examen en la consulta con una comprobación visual de la piel y del tejido, una exploración manual de la textura y los bultos, así como una evaluación adicional de cualquier anomalía encontrada. El examen clínico desempeña un papel fundamental en la detección precoz, pues los profesionales sanitarios han recibido formación para reconocer cualquier aspecto sospechoso, pero es importante recordar que la mayoría de los síntomas tempranos se detectan durante el autoexamen mensual.
  • Mamografías. Se recomienda que las mujeres a partir de los 40 años comiencen el cribado mediante mamografías cada 1 o 2 años, incluso si la mujer no identifica ningún síntoma o factor de riesgo. Si se encuentra algún tejido sospechoso durante este proceso, el médico solicitará pruebas adicionales como una ecografía o una resonancia magnética, posiblemente seguidas de una biopsia. Es importante recordar que todos estos pasos, aunque puedan parecer aterradores, desempeñan un papel fundamental en la detección precoz.

3B_Scientific_20-10_Banner_WorldRestartAHeartDay_OVERVIEWSMALL.jpg
3B_Scientific_21-10_Banner_Halloween_Sale_OVERVIEWSMALL.jpg